9 formas de ayudarse a sí misma durante el parto

9 способов помочь себе во время родов

El parto es un desafío. Muchas mujeres embarazadas se preguntan cuánto les dolerá y si podrán manejarlo. También ha escuchado muchas historias de partos difíciles. Pero en realidad, no es del todo necesario que el parto sea una tortura insoportable. Si una mujer en trabajo de parto está tranquila y confiada, si es positiva, si trabaja con su cuerpo y lo escucha, tiene todas las posibilidades de sobrellevar el dolor y este día seguirá siendo un recuerdo maravilloso. En este artículo, te invitamos a conocer 9 herramientas simples, asequibles y completamente naturales que te ayudarán durante el parto.

1. Respire profundamente.

Con cada contracción, respire profundamente en su vientre para sentir cómo se hincha. Exhala lentamente. Respirar de manera eficaz te ayuda a lidiar con el estrés y el miedo, y tu útero y tu bebé obtienen más oxígeno. Todo esto reduce el dolor.

2. Relájese.

Trate de no esforzarse en respuesta al dolor. Relaje todo el cuerpo: cara, hombros, brazos, piernas, suelo pélvico. Deje que el útero sea el único músculo que esté tenso. Visualice imágenes que lo calmen: lugares hermosos, flores, el rostro de su hijo.

3. Haz sonidos.

Algunas mujeres gimen, lloriquean, otras hablan o incluso tararean. El sonido puede parecerle extraño, pero en la mayoría de los casos alivia la tensión, relaja los músculos faciales y promueve una respiración eficaz. Si esto te ayuda, no te preocupes por los demás. No grites con dureza, esto también tensará tus músculos.

4. Escuche música.

La música bien elegida aumenta la tolerancia al dolor, calma, mejora su estado de ánimo, mantiene la respiración y lo ayuda a relajarse.

5. Mover.

La mayoría de las mujeres encuentran que el dolor durante el trabajo de parto es más fácil de tolerar en posiciones erguidas. Además, estas posiciones ayudan al niño a descender. Intente caminar, arrodillarse sobre los codos, hacer sentadillas de contracción, círculos pélvicos y bailar lento también son efectivos.

6. Beba agua.

Al nacer, el cuerpo consume mucha energía y es importante no cansarse. Muchas mujeres se resisten a comer durante las contracciones intensas, pero es bueno beber líquidos para no deshidratar sus cuerpos.

7. Use calor.

Coloque compresas tibias en su cintura, abdomen bajo. El calor relaja y alivia el dolor. Esto se puede hacer mientras aún está en casa, puede pedir una compresa en el hospital.

8. Solicite un masaje.

Si su pareja está cerca de usted, pídale que le frote la espalda baja durante las contracciones y le dé masajes en los hombros y el cuello. La experiencia muestra que esto a menudo funciona mejor que cualquier analgésico.

9. Piensa positivamente

Una actitud positiva ayuda mucho durante el parto. Entre contracciones, sonríe y repítete que queda muy poco, recuerda que pronto estarás abrazando a tu hijo. Los bebés están conectados con la madre y sienten su estado de ánimo y su condición. También le resulta difícil y doloroso atravesar el canal de parto. Por lo tanto, su actitud positiva, fe y esperanza de una reunión rápida le ayudarán tanto a usted como a su bebé.

Elena, madressueltas.es

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *