Actitud de los cónyuges hacia el embarazo

Отношение супругов к беременности

El embarazo puede cambiar drásticamente las actitudes en una familia. Este acontecimiento brillante puede aportar un nuevo color positivo a las relaciones familiares y dar lugar a malentendidos entre los cónyuges. Pero durante este período es muy importante que una mujer obtenga el apoyo de su amado.

Debe entenderse que es mucho más difícil para un hombre involucrarse en el proceso de embarazo. No le conmueve especialmente el hecho de que tengas un hombrecito que no le es completamente ajeno. Su cónyuge está más preocupado por los cambios extraños en su comportamiento. Nuevas visiones sobre la vida familiar consolidada. Rara vez los maridos son tocados por los temblores de las profundidades de su abdomen o hablando con ternura con un heredero por nacer. Y esto no es porque no les interese, no.

Simplemente abordan los cambios venideros a su manera, desde un punto de vista práctico. Los futuros padres están preocupados por problemas muy mundanos (cuestiones de bienestar material, que puede perder cuando aparece un hijo). Y es la mujer la que tendrá que tomarse la molestia de dedicar discretamente al hombre a la esencia de los cambios que se están produciendo contigo. Invite a su esposo a que lo acompañe a una sesión de ultrasonido. Muchos, al ver a un bebé en la pantalla del monitor, cambian por completo su actitud ante lo que está sucediendo. El niño virtual antes de eso se convierte en un verdadero hombrecito querido, a quien le dio vida. Pronuncie el pronombre nosotros con más frecuencia. Esto te hace sentir una vez más que no estás solo. Comparte nuevas sensaciones agradables. Cuéntele discretamente a su cónyuge sobre el comportamiento de su bebé. Si desea que su esposo esté presente durante el parto, estipule esto con anticipación.

Tendrá que someterse a un curso de formación psicológica para no perder el conocimiento en el momento más crucial. Además, estos cursos ayudarán a un observador pasivo a convertirse en un participante activo en el proceso del parto. Él podrá darle un masaje relajante entre contracciones, recordarle que respire correctamente, al final, solo tome su mano. Este será un apoyo invaluable para usted durante el difícil período del parto y ayudará a su esposo a darse cuenta de su paternidad.

El embarazo no solo cambia tu apariencia, sino también tu relación con el mundo que te rodea. Si está esperando su primer hijo, entonces su posición en la familia se mueve a un nuevo nivel. Ahora no eres el miembro más joven de la familia, sino la generación intermedia. Tu papel de niño termina.

Pronto te convertirás en madre y tus padres asumirán automáticamente los papeles honorarios de abuelos. El embarazo es un buen momento para fortalecer los lazos familiares. Las molestas historias sobre tu infancia ahora se perciben con gran interés. Prueba el papel de mamá. Esto puede ayudarte a comprender mejor las preocupaciones de tus padres.

Por lo general, los padres están felices de compartir sus experiencias, hablar sobre los errores que cometieron y cómo los corrigieron. Todo esto te será de gran utilidad en el futuro. Ante las dificultades durante el período de tener un hijo, y luego al criarlo, será más fácil para usted hacer frente a la situación, recordando lo que dijeron los padres. No dude en involucrar a su cónyuge en deberes inusuales. Por ejemplo, si ni siquiera sabe cocinar, entonces puede hacer frente fácilmente a la compra de alimentos. No le gusta planchar, entonces podrá tirar la ropa a la lavadora.

Él estará encantado de acompañarle en un paseo al aire libre. No te olvides de tus amigos. Pregúnteles cómo crecieron sus hijos, qué problemas surgieron en los primeros meses después del parto. Cuando nazca el bebé, lo más probable es que desee comunicarse con él durante las primeras semanas solo en un círculo familiar reducido. No dude en informar a sus amigos y familiares sobre esto. Explique que necesita tiempo para adaptarse. Además, será más fácil para el padre recién formado acostumbrarse al nuevo estado.

Si los padres quieren acudir a usted durante este período, debe estipular de inmediato que en esta etapa estarán solicitados solo como asistentes, y no podrá entretenerlos, y más aún, para servirlos. Lo más probable es que acepten con gusto asumir algunas de las responsabilidades del cuidado del niño. Lo más importante en una familia es el entendimiento mutuo, la paz y la tranquilidad, especialmente en el período de preparación para el nacimiento de un bebé.

Elena, madressueltas.es

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *