Beneficios del mar para embarazadas

polza-morja-dlja-bjerjemjennykh

La pregunta es: ¿un viaje al mar y un embarazo son compatibles? Y si hace unos años la respuesta de los ginecólogos era solo negativa, ahora una mujer en una posición interesante en el mar no será liberada solo si tiene contraindicaciones o complicaciones graves. Y ahora probablemente valga la pena considerar con más detalle por qué las vacaciones en el mar son tan útiles para las mujeres que se encuentran en una posición interesante.

En primer lugar, es aire limpio del mar, nadar en agua salada, el sonido relajante de las olas y una atmósfera pacífica de felicidad y paz.

Nadando en el mar, mejoras significativamente tu circulación sanguínea, todos tus órganos se llenan de oxígeno, el corazón comienza a latir con más calma, la presión se estabiliza y vuelve a la normalidad. Hay muchos oligoelementos y minerales útiles en el agua de mar, su piel lo apreciará de inmediato y se lo agradecerá. Pero, solo tenga cuidado y no olvide tomar una ducha en su habitación después del agua de mar, de lo contrario, el agua de mar no será útil, pero puede crear problemas.

Pasar dos semanas en la orilla del mar ayudará a deshacerse de los resfriados y los virus durante mucho tiempo. El agua y el aire contienen una gran cantidad de yodo, por lo que es él quien actuará como un agente profiláctico eficaz contra las enfermedades de la tiroides y para bajar los niveles de colesterol. El yodo afecta activamente la actividad cerebral y mejora significativamente la memoria.

Al nadar en el mar, se entrenan los abdominales y las piernas: necesitará músculos abdominales bien desarrollados durante el parto, será más fácil para usted dar a luz y, además, después del parto, no aparecerán estrías en el abdomen. Lo principal es no exagerar con el entrenamiento, todo debe ser con moderación, de lo contrario puede haber problemas de salud e incluso la amenaza de un aborto espontáneo. No hagas nada olímpico – nada un poco, trabaja con los pies, fui a la playa, tomaste el sol y fui a tu habitación a descansar un poco, y después de unas horas puedes continuar con tu «entrenamiento». Recuerde, el estrés no debe ser agotador, sino relajante.

Cuando caminas por la orilla del mar, activas el trabajo de todos los puntos reflejos que hay en tus pies. El aire del mar tiene un efecto positivo sobre el funcionamiento de los bronquios y los pulmones. Debido al hecho de que pequeñas partículas de sal se depositan en la membrana mucosa del tracto respiratorio, se mejoran sus funciones.

Las partículas de bromo contenidas en el aire ayudarán al sistema nervioso, lo que dará como resultado una relajación psicológica completa.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *