Cómo no estar nervioso durante el embarazo

ne-nervnichat-bjerjemjennost

El embarazo es uno de los momentos más emocionantes en la vida de cualquier mujer. Puede haber muchas razones para preocuparse, desde preocupaciones por el bebé y su desarrollo hasta temores por su propia salud, la seguridad de su figura y apariencia floreciente. Desafortunadamente, a menudo aquellos que tienen que calmarse y apoyar a la futura madre (médicos y personal médico de las clínicas prenatales) solo aumentan el ambiente. Internet y otras fuentes públicas de información tampoco suelen inspirar optimismo, porque todo el mundo sabe que las personas están más dispuestas a compartir experiencias negativas que positivas. ¿Cómo puede una futura madre mantenerse en buena forma y dejar de estar nerviosa por cualquier motivo?

Lo más importante durante el embarazo es liberarse de preocupaciones innecesarias. La industria moderna de las noticias y el entretenimiento está impulsada por la constante molestia del público. Se utiliza cualquier información que pueda provocar indignación o protesta en el espectador. Con el tiempo, la sensibilidad de los espectadores se embota, por lo que la información se vuelve más directa y tosca. Si desea pasar sus nueve meses más felices y no las tres cuartas partes de la molestia, absténgase de ver programas de noticias y programas de entrevistas. Este mundo sobrevivió a la Inquisición, varias guerras mundiales monstruosas y resistió, desde el hecho de que no reconoces ninguna noticia en tu vida ni en la vida de tu bebé, nada cambiará, o mejor dicho, cambiará exclusivamente para mejor: tú lo harás. Estate calmado.

En segundo lugar, y no menos importante, manténgase ocupado. Pueden ser artesanías: tejido, bordado o tejido, puede tocar música o dibujar, escribir historias para su bebé o aprender nuevos platos, sistematizándolos en un catálogo de recetas familiares tradicionales: hay muchas actividades. Tal pasatiempo lo distraerá y lo aliviará de preocupaciones innecesarias.

Tercero, muévete y camina. De cualquier pensamiento, incluso los más desagradables, la actividad física alivia perfectamente. Por supuesto, una mujer que espera a un bebé no debe plantar papas en el campo, pero las caminatas regulares, acordadas con el médico, solo se beneficiarán. No olvide actualizar su guardarropa y abastecerse de zapatos y ropa cómodos que no obstaculicen el movimiento. Las tiendas especializadas ofrecen una gran selección de ropa y calzado para embarazadas, sin embargo, para evitar gastos innecesarios, puedes buscar ropa cómoda en las tiendas habituales.

Por último, pero no menos importante, busque un buen médico y siga sus consejos. La confianza en este asunto es uno de los ingredientes importantes para el éxito de toda la empresa, por lo que no dude en solicitar un médico sustituto si es necesario. La situación no mejorará si todos están felices. Y no se preocupe.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *