Damos a luz con mi marido

Рожаем вместе с мужем

El parto en pareja causa mucha controversia y razonamiento. Sin duda, algunas mujeres creen que el parto en pareja es inmoral, otras están listas para dar a luz con sus maridos pase lo que pase. Entonces, ¿cuáles son los beneficios del trabajo en pareja?

En general, el parto en pareja implica la presencia en la sala de partos de la persona más cercana de la mujer en trabajo de parto, es decir, hermano, esposo, madre, padre, novia. Aún así, la mayoría de las mujeres prefieren dar a luz con sus maridos. Cuando su esposo esté en la sala de partos con usted, sin duda será más fácil para usted soportar las dolorosas contracciones. Podrá hacerte un masaje relajante, recordarte la respiración correcta durante el parto, contar tu anécdota favorita. En general, le ayudará a afrontar todas las dificultades.

En el momento más crucial, su esposo puede dejar el hospital si lo necesita. Si desea dar a luz con su esposo, debe pedirle su consentimiento. Recuerda que en ningún caso debes forzarlo e ir en contra de sus deseos. De lo contrario, puede conducir a resultados desastrosos. No deberías decirle cosas tales que los hombres que realmente aman van a dar a luz. Comprenda que la mayoría de los hombres simplemente no están preparados para dar este paso. Y las razones pueden ser diferentes.

Si su esposo acepta dar un paso tan crucial, entonces debe encontrar un hospital de maternidad con anticipación donde se permita el parto en pareja. Además, es necesario inscribirse en cursos especiales. Son ellos quienes les dirán a los futuros papás lo que realmente se les exige en un parto en pareja. Después de eso, algunos hospitales de maternidad requieren la firma del médico jefe y un certificado de finalización de estos cursos.

Inmediatamente, antes de recolectar las cosas necesarias en el hospital, no se olvide de las cosas para su esposo. Suele ser una camiseta limpia, pantalones deportivos y pantuflas.

Así que el parto en pareja es divertido y no gratificante por curiosidad. Este es un paso muy responsable y serio. Si aún duda de su decisión, debe rechazar ese parto. Pero vale la pena recordar que su comportamiento competente y el comportamiento de su esposo pueden hacer maravillas para un parto en pareja.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *