Embarazo: primera visita a un ginecólogo

Беременность: первое посещение врача-гинеколога

El embarazo es el momento más asombroso y maravilloso en la vida de cualquier mujer. La noticia de la expectativa de un bebé puede ser una felicidad muy esperada o un momento absolutamente inesperado; en cualquier caso, le recomendamos que comparta su alegría no solo con familiares y amigos, sino también con un especialista.

Elegir un ginecólogo que controle su embarazo es un paso importante y responsable. Puede ser un médico en la clínica prenatal del lugar de residencia o un especialista en un centro médico pagado. Es muy importante que la futura madre se sienta psicológicamente cómoda en la cita con el médico y pueda confiar en él tanto como sea posible; después de todo, durante casi 9 meses esta persona ayudará a preservar el valor más importante de la vida: su futuro bebé.

Términos óptimos para el registro

El momento más óptimo para el registro es de 8 a 12 semanas; durante este período, el médico podrá determinar con precisión su embarazo durante el examen, prescribir los exámenes necesarios para evaluar su condición y excluir el riesgo de embarazo ectópico.

Además, al registrarte por hasta 12 semanas, tienes derecho a un pago adicional por la cantidad de 1 salario mínimo al registrarte una baja por maternidad de 30 semanas.

Recepción inicial: ¿para qué sirve?

Entonces, ya sabe o sospecha que está embarazada y va a visitar a un ginecólogo. Esté preparado para responder una serie de preguntas sobre su salud y estilo de vida de la manera más precisa y franca posible; esto ayudará al médico a evaluar los posibles riesgos de tener un bebé por nacer y, si es necesario, prescribirá exámenes o tratamientos adicionales.
Seguro que también tendrás preguntas sobre tu nueva condición, no dudes en preguntarle a un especialista todo lo que te interese.

El médico realizará un examen ginecológico para evaluar el estado del sistema genitourinario, medirá la presión, el peso y la altura, prescribirá los análisis de sangre y orina necesarios y determinará la fecha de nacimiento esperada (PDD).

El registro y la observación por parte de un especialista salvarán a la futura madre de muchos problemas y también le permitirán abordarlos de inmediato si surge tal necesidad, así que no tenga miedo de consultar a un médico y visitarlo durante todo el período de embarazo, tome todas las pruebas prescritas de manera oportuna y siga las recomendaciones.

¡Deseamos a todas las mujeres embarazadas un embarazo y un parto fáciles!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *