Influencia de los malos hábitos de la mamá en los niños

Влияние маминых вредных привычек на детей

Cabe señalar de inmediato que el desarrollo del feto está influenciado por los hábitos no solo de las madres, sino también de los padres. Estas adicciones se llamaron dañinas, de manera absolutamente justificada. Y si el daño causado al adulto más «acostumbrado» se manifiesta después de un período suficientemente largo, entonces para el organismo en desarrollo es una amenaza directa para la salud e, incluso, la vida. Los más desastrosos para el futuro bebé son la adicción al alcohol (incluida la cerveza), la adicción a las drogas, el tabaquismo y la dependencia de aparatos electrónicos.

No es ningún secreto que los padres bebedores rara vez tienen hijos relativamente sanos. Después de todo, el alcohol es un veneno poderoso que afecta, en primer lugar, el sistema nervioso del feto, interrumpe el desarrollo adecuado de órganos y tejidos. Si una mujer embarazada no tiene prisa por negarse incluso un vaso de cerveza, sin mencionar las bebidas más fuertes, debe saber que en este momento está matando el futuro de su hijo con sus propias manos. Después de todo, estos niños van a la zaga en el desarrollo mental y físico de sus compañeros. Existe una alta probabilidad de deformidades y patologías congénitas. Una pareja que planea tener un hijo debe dejar el alcohol mucho antes de la concepción.

Las sustancias narcóticas tienen un efecto aún más perjudicial sobre el feto. Y la propia madre, que toma drogas, corre el riesgo de tener complicaciones durante el embarazo, o incluso no tener hijos debido a su incapacidad para tener un hijo.

Para muchos, será un shock saber que la cafemanía también es una especie de adicción a los tónicos potentes, lo que genera problemas de salud tanto para la madre como para el niño.

El mal hábito más común entre los futuros padres es fumar. No solo una madre embarazada, sino también una madre lactante que continúa fumando bien puede ser considerada un delincuente. Después de todo, el humo que inhala en la etapa de gestación conduce a una violación en el sistema vascular del feto.Cuando el niño ya nace, además de los vasos, sus órganos respiratorios también sufren. Los niños que fuman en pareja son a veces más propensos a sufrir ARVI, enfermedades respiratorias agudas y crónicas, alergias. Además, estos niños tienen un riesgo mucho mayor de desarrollar tumores, porque las resinas que componen el humo de un cigarrillo son carcinógenos muy fuertes.

Y, finalmente, vale la pena insistir en el mal hábito moderno: la dependencia de dispositivos electrónicos. Hablar durante horas por un teléfono móvil, sentarse frente a una computadora: todo esto conduce a una mayor exposición del feto a la radiación electromagnética. Los científicos ya han demostrado completamente el hecho del efecto nocivo de esta radiación en el tejido fetal, que bien puede causar no solo el desarrollo de patología en el feto, sino también un aborto espontáneo.

En resumen, vale la pena señalar que la felicidad y la salud de su bebé dependen directamente de la forma de vida que lleve no solo durante el embarazo, sino también antes de la concepción. Una vez adquirió malos hábitos, quizás sin darse cuenta completamente de las consecuencias, pero una persona es bastante capaz de deshacerse de cualquier hábito que interfiera con su felicidad para siempre de su vida. ¡Hazlo tu mismo!

Elena, madressueltas.es

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *