¿Necesito hablar con un futuro bebé?

Нужно ли разговаривать с будущим малышом?

En la vida de toda mujer embarazada hay un momento maravilloso en el que le queda mucho tiempo antes de dar a luz y este tiempo puede dedicarlo a sí misma y a su hijo por nacer. La futura madre siente los primeros movimientos de su hijo después de dieciséis semanas. Y estos movimientos son sensaciones agradables. Para algunos, estos movimientos recuerdan los movimientos suaves de las burbujas, y para otros, los ligeros toques de las alas de una mariposa. Todos experimentan estos primeros movimientos de su hijo de manera diferente, pero los sentimientos que experimentan son muy similares. Y si al principio es sorpresa, entonces alegría, admiración y amor con tu hijo. Y la mujer comienza a imaginar claramente qué tipo de hombrecito está creciendo dentro de ella.

Es muy bueno si la futura madre comienza a llevar un diario de embarazo, donde describirá sus sentimientos y emociones, sentimientos y experiencias en relación con su hijo. Y muy a menudo los padres intentan determinar el temperamento del niño por la naturaleza de los movimientos y sacudidas, y a menudo estas suposiciones están justificadas. Y lo más importante es intentar establecer contacto con el bebé en el estómago y sentir lo que está pasando en su interior. Para algunos, esta actividad parecerá poco importante y no juega un papel especial, pero en cuanto una mujer intenta sumergirse en sí misma y sentir al niño, este prejuicio desaparece de inmediato.

Para sintonizar una onda común con su hijo, puede poner música tranquila y agradable e intentar imaginar cómo se siente, cómo se ve. Aquellas mujeres que constantemente entraban en contacto con su hijo se convertían en el futuro en madres equilibradas y tranquilas, ya que lo percibían como una persona desde el principio. Incluso en las pequeñas etapas del embarazo, como lo demuestran los estudios de ultrasonido, en el útero, un bebé puede reír, llorar, chuparse un dedo y hacer muecas. Y los gemelos, al cargar, entran en contacto entre sí, se acarician y se empujan entre sí. Y esto demuestra una vez más que la comunicación es necesaria para el niño en el útero.

Y la futura madre debe establecer un contacto cercano con el bebé. Mientras está en el útero, el niño es inusualmente receptivo a la comunicación. Incluso un bebé de tres meses reacciona a los sonidos y el tacto ya es una persona independiente con sus propias emociones. Debe comunicarse con el niño, hablar y al mismo tiempo acariciar suavemente la barriga. También puedes ponerte auriculares en el estómago para que puedas escuchar música agradable y tranquila. Y sería mejor cantar canciones de cuna para bebés ella misma. Estos contactos ayudan a fortalecer el vínculo entre el niño y los padres y tienen un efecto beneficioso sobre él.

Trate de reservar al menos media hora para interactuar con su hijo. Y en estos momentos, trate de no distraerse ni ser molestado por nadie. Concentre todos sus pensamientos en el bebé. No ignores las señales que te da, respóndele acariciando su estómago y hablándole afectuosamente.

Un aspecto necesario y muy importante es la comunicación del papá con el niño en el vientre de la madre. Si siente saltos mortales y sacudidas cuando se toca el estómago, será mucho más fácil para él prepararse para una reunión con el niño. Y al hablar con él, puede estar seguro de que su bebé nunca confundirá su voz con la de otra.

Si los padres se comunican con un bebé durante el embarazo, cuando nazca, tendrá la sensación de que conoce a este bebé desde hace mucho tiempo.

Elena, madressueltas.es

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *