¿Se permite el alcohol durante el embarazo?

Можно ли употреблять аклоголь во время беременности?

Algunas mujeres embarazadas son muy frívolas acerca de beber alcohol mientras están embarazadas. Las mujeres embarazadas hacen preguntas: «¿El alcohol es dañino? ¿Vale la pena reducir la dosis? ¿Puedo beber cerveza?» ¿Qué puede decir aquí … Incluso un bebé poco inteligente responderá que no se puede beber alcohol para mujeres embarazadas EN ABSOLUTO!

Cualquier alcohol, independientemente de su porcentaje y tipo, ya sea vino o cerveza, afecta al bebé en desarrollo exactamente de la misma manera. El alcohol etílico, que pasa a la sangre, se mueve a través de los vasos y «da de beber» al bebé. Primero, el corion sufre, luego la propia placenta. La hemorragia comienza en los vasos. Hay varias opciones para el desarrollo de eventos, todas son deplorables. Ya sea por desprendimiento de placenta y aborto espontáneo, o por deficiencia de oxígeno y subdesarrollo fetal, no valía la pena el placer de una copa de vino.

El alcohol durante el embarazo es terrible para el feto, ya que las consecuencias de tomarlo solo pueden aparecer después de años. Un aborto espontáneo rápido es ciertamente un dolor para los padres jóvenes, pero no menos, y tal vez incluso un gran sufrimiento, será el nacimiento de un niño discapacitado. El hecho de que se formen los tejidos del cuerpo no es correcto, a veces es imposible saberlo mientras el bebé está en el útero. E incluso en los primeros días y años de vida, los problemas no siempre son visibles.

¿Se puede consumir Aclogol durante el embarazo?

Algunos padres, que alguna vez fueron adictos al alcohol, notan que algo terrible e incomprensible le está sucediendo a su hijo, solo durante el período de su desarrollo sexual. Un niño amable e inteligente, sin ningún motivo, literalmente ante nuestros ojos, se convierte en una persona insolente y perezosa. Y toda la razón es que las hormonas sexuales, habiendo madurado, «liberaron» los genes alterados. Aquí está la recompensa por ese vaso.

Concebir un bebé expuesto al alcohol es una opción aún peor. No importa quién estaba borracho en ese momento, lo que importa es que ambos padres enfrentarán un ajuste de cuentas inevitable. El alcohol afecta todo el genoma del feto. Cómo se reflejará y en qué momento se manifestará es muy difícil de responder.

En la mayoría de los casos, una mujer se entera del embarazo unas tres semanas después de la concepción. Lo peor es que todo el tiempo, como norma familiar, toma alcohol y fuma. ¿Qué significa? Sí, solo que todo el sistema del bebé, todos sus órganos se forman bajo la influencia de «grados». El hecho es que es durante este período cuando la barrera hematoplacentaria protectora todavía está ausente. El niño recibe exactamente la misma cantidad de alcohol que la madre.

Los cónyuges inteligentes que sueñan con dar a luz y criar un bebé sano e inteligente deben vetar el alcohol y los cigarrillos mucho antes de la concepción. El alcohol también es peligroso durante la lactancia. Por tanto, los padres responsables deben tener en cuenta y cumplir todos los requisitos de los profesionales médicos.

¿Se puede consumir Aclogol durante el embarazo?

El cerebro fetal se forma antes de las 12 semanas de gestación y se desarrolla hasta el mismo nacimiento. El alcohol tiene una capacidad terrible para matar o paralizar las células nerviosas. En los adultos, existe la posibilidad de reemplazar las células dañadas, debido al pequeño suministro de «extra». El cuerpo del bebé no tiene esa oportunidad. Cada célula nerviosa muerta desaparecerá. Es por eso que los hijos de alcohólicos son pobres o generalmente imposibles de aprender, tienen una memoria desagradablemente débil, reacciones inhibidas. Les resulta difícil comunicarse y pensar con lógica. Todo depende de qué células, en qué período, fueron asesinadas por la «buena» mamá.

A veces, los futuros padres, tomando una «dosis», señalan con el dedo a los vecinos, diciendo que tienen hijos normales. Pero la normalidad es un concepto relativo. El desarrollo de un niño solo puede ser determinado por un médico, un maestro u otro especialista profesional. Lo que realmente está sucediendo en la familia y por qué más tendrá que pasar, no se puede ver desde afuera.

Para cien niños, todos los primeros nacen con epilepsia. Casi siempre con padres con dependencia al alcohol. Otro está subdesarrollado mentalmente, nuevamente por la misma razón. En el tercer bebé, las consecuencias aparecerán más tarde. Entre ellos se encuentra el deseo de beber alcohol. Si no quiere ver a su feto en este trío, simplemente no vierta vino en el vaso. ¡Que se beba en el cumpleaños de un bebé sano!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *