¿Se permite el café durante el embarazo?

Можно ли кофе во время беременности?

Durante el embarazo de un niño, una mujer embarazada tiene que limitarse mucho en muchas cosas familiares. Ahora necesita estar más atenta a su salud, observar un régimen de descanso, controlar su actividad física y, sobre todo, vigilar cuidadosamente su dieta. Aquellos productos que ella está acostumbrada a comer todos los días durante este período pueden dañar la salud del feto.

Uno de estos productos es el café, una bebida vigorizante favorita, que es tan agradable de beber por la mañana, durante el embarazo, que puede dañar a su bebé. Después de todo, ahora en el cuerpo de una mujer, todos los órganos internos funcionan de manera mejorada, y el café con su efecto estimulante solo agregará estrés a un cuerpo ya tenso.

Mucha gente sabe que el café se considera dañino debido a la cafeína que contiene. En grandes cantidades, tiene un efecto muy negativo en el trabajo del sistema nervioso, siendo un patógeno bastante fuerte, y también aumenta significativamente la carga sobre el trabajo del corazón y los pulmones. La cafeína está absolutamente contraindicada en pacientes con hipertensión, insomnio y personas mayores. Para estos grupos de personas, el riesgo de enfermedad vascular es alto y el uso de cafeína solo empeorará la condición de su sistema circulatorio. Además, aquellos que tienen problemas de estómago e hígado deben tener cuidado.

Una mujer que espera un hijo, idealmente, también debe abandonar por completo el uso de una bebida vigorizante, ya que durante el período de gestación, hay una carga muy impresionante en los vasos y, bajo la influencia de la cafeína, se produce su constricción, que puede provocar dificultades en el suministro de nutrientes y oxígeno al feto. Y esto, a su vez, está plagado de graves retrasos en el desarrollo de su bebé.

El café elimina el líquido útil del cuerpo, tiene un efecto diurético y proporciona una carga adicional en los riñones de la futura madre, lo que también afecta negativamente el estado general de la madre y el bebé.

El café aumenta los latidos del corazón tanto de la mujer embarazada como del feto, el niño puede desarrollar problemas cardíacos.

Entre otras cosas, el efecto estimulante y tonificante puede provocar un aumento del tono del útero, lo que puede provocar un aborto espontáneo o un parto prematuro. El café también elimina el agua del cuerpo.

Si una mujer no puede dejar el café por completo, al menos debe minimizar la cantidad de cafeína que está acostumbrada a beber. El máximo que puede pagar es no más de dos tazas al día. Es mejor beber café débil con leche.

Debe recordarse que no debe reducir drásticamente de inmediato la cantidad de cafeína; el destete debe ser gradual. Una excelente solución puede ser reemplazar la cafeína dañina con una bebida «sin cafeína»: la achicoria. Tienen un sabor muy similar, pero la achicoria no contiene cafeína, por lo tanto, no causa tanto daño a la salud de la madre y del bebé.

Bueno, será mejor si una mujer embarazada en lugar de café cambia a jugos saludables y cócteles de vitaminas; después de todo, también brindan un excelente efecto vigorizante, al mismo tiempo que aportan beneficios a su salud.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *