Todo sobre el embarazo ectópico

Все о внематочной беременности

El embarazo ectópico es una condición especial en la que el desarrollo del feto no tiene lugar dentro del útero, sino fuera de él. Es imposible mantener un embarazo de este tipo, porque las condiciones para el crecimiento y desarrollo normales del niño están solo en el útero y no se proporcionan todos los demás órganos para esto. Un embarazo ectópico representa un riesgo para la salud y la vida de la mujer, especialmente si ha estado asintomático durante mucho tiempo.

¿Por qué es peligroso un embarazo ectópico?

Un óvulo fertilizado que no ha entrado en el útero aún debe adherirse en algún lugar y, con bastante frecuencia, esto sucede en la trompa de Falopio. El embrión en crecimiento comienza a presionar las paredes de la trompa de Falopio y aumenta de diámetro, pero tarde o temprano llega un momento en que la trompa ya no puede agrandarse (estirarse) y se produce su ruptura. En este caso, el óvulo, el moco y la sangre ingresan a la cavidad abdominal, lo que provoca una infección y el desarrollo de peritonitis.

Signos tempranos de embarazo ectópico

Es imposible confundir el dolor severo de la inflamación del peritoneo con algo, y si no toma ninguna medida, muy pronto la peritonitis terminará con la muerte. Además, la rotura de los vasos sanguíneos provoca una hemorragia grave que, sin asistencia de emergencia, provocará la muerte por una pérdida masiva de sangre aguda. Si la asistencia médica se proporcionó a tiempo, todas las complicaciones se pueden prevenir y curar, sin contar los casos individuales con una anamnesis agobiada. Una situación similar ocurre en los casos en que el óvulo se fija en el peritoneo o incluso en el ovario, y aunque sus síntomas son algo diferentes, no son menos peligrosos.

Cuando ver a un doctor

Por supuesto, gracias a los logros de la ciencia moderna, la mayoría de las mujeres que han tenido un embarazo ectópico se recuperaron y dieron a luz a niños completamente normales y sanos. Pero no se debe confiar solo en la profesionalidad de los médicos: cuanto antes se realice la visita al hospital, mayores serán las posibilidades de un resultado exitoso del caso. Afortunadamente, en más de la mitad de los casos de embarazos ectópicos en las primeras etapas, los síntomas desagradables obligan a las mujeres a comunicarse con una clínica prenatal incluso antes de que se desarrollen todo tipo de complicaciones. A la paciente se le ofrecerá tratamiento quirúrgico endoscópico o clásico (según su estado).

Hace algunas décadas, la única opción de tratamiento para un embarazo ectópico era la extirpación completa de las trompas de Falopio (u ovario) y, a menudo, del útero, lo que hacía imposible que una mujer tuviera un hijo en el futuro. La medicina moderna prefiere usar métodos más humanos y suaves, y cuanto antes se produzca una visita al médico, más posibilidades hay de un pronóstico favorable. Es por eso que es necesario consultar a un especialista incluso ante los primeros síntomas, incluso si no hay una certeza clara: es mejor ir a lo seguro.

También debe recordarse que en un tercio de los pacientes, se desarrolla un deterioro repentino de la salud en el contexto de un bienestar externo completo, pero en la mayoría de los casos las mujeres prefieren ignorar los síntomas alarmantes, creyendo que todo pasará por sí solo.

Síntomas del embarazo ectópico

Los signos de un embarazo ectópico en las primeras etapas en la gran mayoría de los casos están asociados con la aparición de una pérdida aguda de sangre o con la ruptura de las trompas de Falopio, o se convierten en una combinación de estos síndromes.

Un síntoma alarmante es cualquier dolor, incluso menor, en la parte inferior del abdomen en las primeras etapas del embarazo. La mayoría de las veces aparecen en un lado, pero si el feto ingresa a la cavidad abdominal, la mitad del abdomen dolerá. Las sensaciones de dolor aumentan notablemente al moverse, caminar, cambiar la posición del cuerpo en el espacio.

El momento del desarrollo de los síntomas adversos depende completamente de dónde se encuentra el óvulo. Si esto sucedió en una parte ancha de la trompa de Falopio, los primeros dolores aparecerán no antes de las 8 semanas de embarazo, y si en una parte estrecha, luego de 4-6 semanas. Con la implantación abdominal y ovárica del óvulo, los síntomas de un embarazo ectópico en las primeras etapas también están ausentes durante el primer mes. El más peligroso a este respecto es el embarazo cervical, porque se nota más tarde que todo lo demás y, a menudo, ya se diagnostica durante la ruptura del cuello uterino.

El embarazo ectópico en las primeras etapas también se observa con signos de hemorragia externa de diversa gravedad. El sangrado abundante indica un embarazo cervical, ya que es en esta zona donde se localizan una gran cantidad de vasos diferentes. Si no presta atención a esto a tiempo, una gran pérdida de sangre representará un riesgo para la salud de la mujer y también existe la posibilidad de que sea necesario extirpar todo el útero para salvar a la paciente.

En un embarazo ectópico tubárico, también puede haber sangrado, lo que indica un posible daño a las paredes. Con un conjunto de circunstancias favorables, puede ocurrir un aborto tubárico: el óvulo se desprende espontáneamente de la pared del tubo y abandona el cuerpo junto con un sangrado profuso.

Cómo identificar un embarazo ectópico

En primer lugar, un análisis para identificar la cantidad de hCG ayudará a identificar un embarazo ectópico. Como saben, un embarazo ordinario provoca la liberación de más hormona que uno ectópico, respectivamente, un ligero aumento en el nivel de hCG, que no corresponde al número de días después de una posible fertilización, puede servir como signo de un ectópico. el embarazo.

Incluso con una prueba de embarazo casera con una tira reactiva, se puede detectar esta desviación: la segunda tira estará borrosa o aparecerá solo 5-6 días después de la fecha de la menstruación esperada. En el futuro, se recomienda contactar a un laboratorio de diagnóstico para determinar el nivel cuantitativo de hCG, y dado que en las primeras etapas su cantidad se duplica, las desviaciones de la norma sugieren la posibilidad de un embarazo ectópico.

La opción de diagnóstico más precisa es la ecografía. Dado que es muy difícil ver el embrión en algunos departamentos, el solo hecho de tener una prueba positiva de hCG y la ausencia de un óvulo en el útero sugiere un embarazo ectópico.

Cuando se rompe una trompa, intestino, ovario o vejiga, se produce un sangrado severo, acompañado de dolor intenso, debilidad severa, pérdida del conocimiento, sudoración y mareos. Es por eso que los médicos insisten en que si aparece alguna condición sospechosa de embarazo ectópico o se desarrolla un complejo especial de síntomas, llamado el término «abdomen agudo» común en cirugía y ginecología, la mujer debe ser hospitalizada de inmediato en un hospital quirúrgico, ginecológico o multidisciplinario. . Solo los especialistas calificados podrán realizar un examen completo del paciente, hacer un diagnóstico preciso y prescribir el tratamiento necesario.

En el nivel moderno de desarrollo de la medicina, cuando se detecta un embarazo ectópico antes de la ruptura del óvulo, es posible realizar una cirugía laparoscópica en los órganos pélvicos, cuyo propósito es resecar una parte del tubo con un embrión en desarrollo. . La operación en este caso termina con la restauración de la integridad de la trompa de Falopio. En el caso de que el embarazo ectópico ya se haya visto afectado, el ginecólogo realiza una operación ginecológica clásica y extrae la trompa de Falopio afectada a través de una incisión en la pared abdominal anterior.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *