¿Vale la pena ser monitoreado durante el embarazo?

Стоит ли во время беременности наблюдаться платно?

Anteriormente, tan pronto como una mujer se enteró del embarazo, tenía que registrarse en una clínica prenatal regular y no tenía otras opciones. Ahora hay una gran cantidad de clínicas privadas donde se le puede monitorear durante todo el embarazo. Por lo tanto, antes de registrarse con un ginecólogo, la futura madre debe decidirse por una institución médica, y esto no es fácil de hacer.

Para comprender si vale la pena ser observado en una buena clínica privada durante el embarazo, debe considerar todas las ventajas y, por supuesto, las desventajas de tal decisión.

Empiece por el lado positivo

¿Por qué a las mujeres embarazadas les disgusta tanto ir a una clínica prenatal regular en el lugar de registro o residencia? En primer lugar, porque allí puedes desaparecer casi todo el día debido a las colas enormes, este problema está ausente en una clínica de pago. Todas las recepciones se llevan a cabo allí de acuerdo con un registro estricto, por lo que no funcionará sentarse durante medio día en esta institución, incluso con un fuerte deseo. Por lo tanto, esta opción es ideal para mujeres que tienen muy poco tiempo libre y lo valoran.

Otra ventaja indiscutible es la limpieza y la esterilidad. La diferencia entre una institución médica pública y una privada es obvia. En el estado, la mayoría de las veces está bastante sucio, y nadie le da importancia a esto. En privado, casi siempre vas. Personal dedicado que limpia algo de vez en cuando.

Las mujeres embarazadas también notan una diferencia en la actitud de los médicos. Se cree que en una clínica privada son cada vez más amigables, y a veces esto es cierto, porque en tales instituciones todo es muy estricto, los médicos son revisados ​​constantemente, responden a todas las quejas de los clientes, por lo que el servicio allí es alto. nivel, no hay rudeza. En cuanto a la institución estatal, debido al gran flujo de pacientes, los médicos suelen estar muy nerviosos y colapsados ​​solo para los visitantes, lo que no siempre es muy agradable.

En una clínica privada, siempre puede pasar absolutamente todas las pruebas y, lo más importante, los resultados estarán listos lo suficientemente rápido, además, incluso se pueden enviar por correo o por teléfono, lo que nuevamente es increíblemente conveniente.

Ahora vale la pena pasar a las desventajas, que, lamentablemente, también existen.

Primero, es, por supuesto, el precio. No todas las mujeres en un puesto pueden permitirse acudir regularmente a citas pagadas, así como realizar una gran cantidad de pruebas. Como dice el refrán, hay que pagar por la comodidad.

En segundo lugar, nadie puede garantizar que los médicos de una clínica privada no prescriban exámenes y pruebas innecesarios para ganar más dinero. Todo, por supuesto, depende directamente del médico, pero debe estar preparado para esto.

En tercer lugar, una clínica privada no siempre está cerca de casa, lo que es bastante inconveniente para las mujeres embarazadas, especialmente al final del embarazo.

Es decir, el embarazo remunerado tiene ventajas innegables, pero tampoco se pueden descartar las desventajas.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *